FANDOM


R12 LOS CADAVERES VIVIENTES.jpg


PERSONAJESEditar

  • Narrador (Isidro Olace)

LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICAEditar

  • Nasáu, Bahamas
  • Kingston, Jamaica
  • hacienda 50 km al este de Kingston, Jamaica
  • Montes Azules, Jamaica

ARGUMENTOEditar

Kalimán y Solín están en Nasáu, Bahamas, donde va a tener lugar una importante carrera de automóviles fórmula 1, el Gran Premio de Nasáu. Jacques Collier, mecánico, es un antiguo amigo de Kalimán que quedó lisiado en un accidente automovilístico años atrás. Ha modificado el motor de un modelo de automóvil gastando en ello todo su dinero, y ahora quiere ensayar su "Collier Special" en la carrera. Ha contratado a un joven piloto, Jimmy Fox, para que pilotee su auto.

Elsa Gunter es otra competidora en la carrera. Para evitar que Jimmy Fox pilotee el Collier Special, la noche anterior a la carrera se lo lleva a una noche de copas, y el día de la carrera Fox está completamente borracho. Kalimán se ofrece para reemplazar a Fox. Cuando Elsa Gunter averigua que Kalimán participará en la carrera, le pide a su mecánico que cause un desperfecto en su auto para que no pueda terminar. En medio de la carrera, un corto circuito en el mecanismo de encendido del auto de Kalimán hace que este se detenga. Kalimán logra reparar el desperfecto juntando los extremos del cable con su mano izquierda, pero esto le causa horribles quemaduras eléctricas. Logra recuperar el terreno perdido conduciendo con la mano derecha y a pesar del desperfecto logra ganar la carrera.

En la ceremonia de premiación, Kalimán dona sus ganancias a Jacques Collier, quien a raíz de la victoria es contratado por la Ferrari. Kalimán y Elsa Gunter, mientras tanto, inician un romance. Jimmy Fox, celoso, intenta atacar a Kalimán, pero sale muy mal parado del encuentro.

Elsa Gunter recibe un telegrama con malas noticias: ha ocurrido un gran incendio en la hacienda de su padre en Jamaica, lo que la obliga a regresar allí inmediatamente. Contrata una avioneta, y antes de partir descubre que el piloto será Kalimán, quien no quiere separarse de ella. Jimmy Fox, borracho y sediento de venganza, causa un desperfecto en el tren de aterrizaje de la avioneta, y después le informa a Jacques Collier, pero Kalimán, Solín y Elsa despegan antes de que Collier pueda evitarlo. Se internan en una zona de tormenta, pero logran salir ilesos. Collier no logra comunicarse directamente por radio con Kalimán, pero avisa al aeropuerto de Kingston, Jamaica, y ellos transmiten el mensaje a la avioneta. Kalimán decide amarizar, y así sortea el peligro.

El padre de Elsa, un hacendado francés llamado Charles Gunter, espera preocupado a su hija, y se alegra enormemente al verla llegar sana y salva. Explica que después del incendio en su hacienda se encontraron restos de una bomba incendiaria en la choza de un antiguo enemigo suyo, un brujo mulato llamado Tahí Malí que ahora ha sido capturado y está a manos de la policía. Kalimán pide ver al prisionero en la comandancia. Allí conocen al inspector Dulier, quien los lleva a ver a Tahí Malí, un mulato viejo y enjuto vestido de andrajos. Charles Gunter se va a acercar a él y Kalimán lo impide: ha descubierto una serpiente venenosa en las ropas del brujo, si Charles Gunter se hubiera acercado seguramente lo habría atacado. Además Kalimán descubre un tatuaje cerca del cuello del hombre que lo identifica como miembro de una peligrosa secta, los estranguladores del Caribe. Tahí Malí mira con odio a Kalimán, pues con su intervención ha impedido el asesinato de Charles Gunter.

De regreso en su hotel Kalimán es víctima del vudú, oye tambores en su cabeza y ve una visión de alguien afuera de su ventana. Por la mañana descubre en su habitación un muñeco de trapo atravesado por agujas. Entonces Charles Gunter le informa que Tahí Malí ha escapado de la jefatura de policía, el inspector Dulier ha debido internarse en la selva siguiendo su pista.

Los cuatro amigos abordan un automóvil y se dirigen hacia la hacienda de los Gunter, 50 km al este de Kingston, cerca a los Montes Azules en Jamaica. En el camino, Charles Gunter también tiene una visión de Tahí Malí en la carretera y efectúa un brusco viraje para evitarlo. Ninguno de los otros tripulantes del automóvil ve al brujo.

Un joven mulato llamado Ventura sale a recibir el vehículo de Gunter a su llegada a la hacienda, lleva un ramillete de flores para Elsa. La madre de Ventura, una mujer negra y excelente cocinera llamada Nana Merced también los recibe efusivamente. Esa misma tarde, Kalimán, Solín, Charles Gunter y Ventura salen a dar una vuelta a caballo. Descubren una calavera que marca el límite de las tierras de Tahí Malí. Kalimán quiere proseguir hacia donde él está, pero una tormenta y la noche próxima los obliga a regresar.

En la hacienda, Elsa y Nana Merced esperan. El dueño de una hacienda vecina a la de los Gunter, el alemán Karl Kruger, viene de visita; está enamorado de Elsa y quiere desposarla. Ella no está interesada en absoluto, y evade sus cortejos. Eventualmente Kalimán y sus amigos regresan, y Kalimán y Solín son presentados a Karl Kruger, quien ignora completamente a Solín y siente una inmediata antipatía por Kalimán. Esa noche una tormenta cae sobre Jamaica.

En la selva, Tahí Malí ha reunido a un grupo de nativos y los incita a la rebelión, diciéndoles que ha llegado el momento de pelear contra el hombre blanco. Da un brebaje verdoso a un nativo, y este pierde todo el control sobre si mismo; de ahí en adelante sólo obedecerá órdenes de Tahí Malí.

Alguien corta momentáneamente la electricidad en la hacienda, y en la oscuridad pone un muñeco de trapo atravesado por alfileres en el bolsillo de la chaqueta de Charles Gunter, amenazándolo así de muerte. Karl Kruger decide no enfrentar la tormenta y quedarse esa noche con los Gunter.

Esa noche Elsa es atacada en su habitación por el nativo controlado por Tahí Malí. Kalimán lo vence de un puñetazo y se dispone a interrogarlo, pero antes de que pueda hacerlo Karl Kruger mata al nativo de un balazo. Llaman por teléfono a Kingston, y hablan con el inspector Grumet, quien decide ir a la hacienda a examinar el muerto. Grumet dice además estar preocupado, pues no tiene noticias de Dulier, el policía que salió en persecución de Tahí Malí.

Al amanecer descubren que el cadáver del nativo asesinado por Kruger ha desaparecido, en su lugar está el símbolo de una calavera dibujado con sangre en el piso. Kruger regresa a su propia hacienda. Algo más tarde Ventura descubre un caballo que se dirige a paso lento hacia la hacienda. Lleva montado el cadáver del inspector Dulier. En ese momento Grumet vuelve a llamar por teléfono y le Gunter le informa de la muerte de su colega. Grumet les dice que se tardará en llegar, alguien ha derribado una serie de árboles sobre la carretera. Esta es la última comunicación telefónica que logran tener, poco después la línea es cortada.

Esa noche, Kalimán, Solín y Ventura deciden internarse en la selva buscando la aldea de Tahí Malí. Luego de varias horas de cabalgata encuentran al brujo en medio de una ceremonia de vudú: por medio de un brebaje misterioso ha revivido cadáveres y éstos se aprestan a beber la sangre de una gallina recién decapitada. Ventura hace un ruido y Tahí Malí los descubre y ordena a los cadáveres vivientes atacarlos. Kalimán no logra vencerlos y los tres amigos están a punto de morir atravezado por lanzas, cuando el amanecer obliga a los zombies a huir.

Karl Kruger retorna a la hacienda de los Gunter informándoles que los trabajadores de la finca han dejado de trabajar y vienen furiosos. A solas con Charles Gunter trata de convencerlo de que le venda sus tierras, dice que para manejar a los nativos se necesita una mano dura que él tiene y Gunter no. Ha traído documentos preparados para comprar la finca. Gunter está a punto de firmar, pero su hija Elsa se lo impide. Luego, Kruger trata de besar a Elsa, y ella le responde con una bofetada.

Kalimán, Solín y Ventura regresan cuando la turba de trabajadores llega a la finca, traen en brazos un compañero estrangulado. Ahora quieren abandonar la finca, pues dicen que alrededor de ella ronda la muerte, y Kalimán sabe que si eso ocurriera Gunter quedaría arruinado. Logra impedir que eso suceda haciendo una apuesta de fuerza con el gigantesco capataz jefe de los trabajadores, el negro José María: si éste logra igualar una prueba de su fuerza, Kalimán le regalará su esmeralda, si no, él y los otros trabajadores retornarán al trabajo. Kalimán toma un coco y lo parte en dos de un puñetazo. José María no puede igualar ésto, y así él y los otros nativos regresan a sus trabajos.

Kalimán y Elsa deciden dar un paseo por la finca mientras esperan al Inspector Grumet. Ventura, intensamente celoso, los persigue, y es sorprendido por Kalimán acechando. Regresa a la hacienda furioso, y le dice a su madre Nana Merced que va a pedir ayuda a Tahí Malí para obtener el amor de Elsa. A pesar de todos los esfuerzos de Nana Merced para impedirlo, Ventura se entrevista con Tahí Malí, quien le dice que la mejor manera de ganar el amor de Elsa es acabando con su rival, Kalimán. Tahí Malí entrega a Ventura una cesta de mimbre que contiene una serpiente estranguladora, y le dice que la ponga en la habitación de Kalimán cuando regrese a la finca. Ventura obedece.

Cuando Kalimán y Elsa regresan, encuentran a los trabajadores de la finca reunidos: otro trabajador ha sido estrangulado. Nadie deja que ni Kalimán ni Charles Gunter se acerquen al cadáver. Charles Gunter le revela a Kalimán que el cadáver del inspector Dulier también ha desaparecido de los sótanos de la hacienda, ahora no tendrán nada para mostrarle a Grumet cuando finalmente llegue. El inspector Grumet no llega esa noche tampoco, y todos deciden irse a dormir. Cuando Kalimán entra a sus habitaciones encuentra la cesta de mimbre, la abre y una serpiente le salta al cuello intentando estrangularlo. Logra salvarse. El inspector Grumet con sus hombres llega más tarde en la noche, pero algunos minutos después el transporte en el que llegó es incendiado. Grumet no tiene más remedio que quedarse en la hacienda esa noche.

Muy temprano por la mañana, Ventura se ofrece para guiar al inspector Grumet y sus hombres por la selva, en realidad quiere acabar con ellos en los pantanos. Solín amanece presa de fiebres y con manchas negras en su cuerpo y Kalimán encuentra un muñeco de trapo atravesado por agujas bajo su almohada. Ante la mirada atónita de Nana Merced logra curar al niño hipnotizándolo, pues su enfermedad nunca había sido real sino el fruto de brujería. Nana Merced le confiesa entonces a Kalimán y a Elsa Gunter lo que ha estado pasando con Ventura. Kalimán y Solín salen con rumbo a la selva buscando a Tahí Malí y tratando de impedir que algo malo le suceda al inspector Grumet a manos de Ventura.

Ventura lleva al inspector Grumet y a sus hombres a los pantanos, guiándolos en círculos y siempre diciéndoles que la aldea de Tahí Malí está un poco más adelante. Eventualmente se les acaba el agua, y uno a uno los hombres de Grumet van cayendo en los pantanos, unos a caballo y otros enloquecidos por la sed a pie. Cuando llegan a la aldea del brujo, en el segundo día, solo quedan Ventura y el inspector Grumet, quien se avalanza sobre el único pozo del lugar. El agua del pozo está envenenada, y después de beberla el inspector Grumet enloquece. Tahí Malí aparece y ordena a Ventura llevar a Grumet de vuelta a la hacienda. Ven llegar a Kalimán y Solín que se acercan a todo galope, y al verlos Tahí Malí huye. Ventura, arrepentido de su acto pero ya sin tener alternativa, miente a Kalimán y le dice que no ha visto al brujo. Después regresa a la hacienda llevando al inspector Grumet.

Kalimán y Solín prosiguen la persecución de Tahí Malí, y cuando llega la noche acampan. No han pasado ni hambre ni sed, pues Kalimán conoce los frutos de la selva y los sitios de donde se puede sacar agua. En plena noche, Solín es atacado por un zombie que se lo lleva a cuestas. Kalimán lo oye, pero pensando que el zombie lo guiará a donde está Tahí Malí decide seguirlo y rescatar a Solín después. El zombie deja a Solín en un paraje lleno de unas extrañas plantas que lo adormecen, y cuando Kalimán llega también cae bajo su efecto. Cuando Kalimán y Solín están adormecidos son atacados por un grupo de cadáveres vivientes que no sienten dolor y sobre los cuales los dardos somníferos no hacen efecto. Kalimán es vencido y está a punto de ser muerto cuando los zombies descubren en su pecho un crucifijo que lo protege.

Kalimán y Solín quedan profundamente adormecidos por efecto de las plantas soporíferas, y Tahí Malí, que ha estado vigilando desde la selva, se acerca a ellos. Trae un brebaje verdoso que le da a beber a Kalimán, dice que el brebaje lo enloquecerá lentamente. Luego se aleja. Al amanecer, las plantas dejan de emitir su perfume adormecedor y Kalimán y Solín despiertan, iniciando el largo camino de regreso. Mientras tanto, Ventura regresa a la hacienda llevando el cuerpo catatónico del inspector Grumet. A excepción de él y de su madre, todos los trabajadores han abandonado la hacienda de los Gunter. Karl Kruger ha notado esto desde su propia hacienda y decide volver donde Charles Gunter a presionarlo para que le venda su hacienda. Está a punto de lograr su propósito cuando Kalimán regresa y Charles Gunter cambia de opinión. Los efectos del brebaje suministrado por Tahí Malí comienzan a hacerse sentir, y Kalimán empieza a oír voces y a creer que Tahí Malí lo vigila desde todas partes.

Kalimán decide efectuar un experimento de autohipnosis para descubrir lo que pasó mientras estaba adormecido, y así descubre que Tahí Malí le dio el brebaje. Para poder contrarrestar sus efectos, Kalimán tiene que saber exactamente lo que es, y no hay otro modo de averiguar esto que analizando sus efectos. Poco a poco los efectos del brebaje se acentúan. En un momento, Kalimán ataca al inspector Grumet, pero logra contenerse a tiempo. Luego ve a Tahí Malí en la oscuridad y sale corriendo hacia la selva persiguiéndolo. Todos creen que es víctima de alucinaciones, y Kruger hasta intenta dispararle por la espalda. Solín lo impide y corre tras de él, alcanzándolo cuando Kalimán examina huellas frescas en la tierra, una prueba concreta de que Tahí Malí había estado allí. Vuelven a la casa y se disponen a dormir, pero Kalimán sufre otro episodio de locura y sale corriendo hacia la aldea de los cadáveres vivientes, seguido por Solín. Ventura los ve, pero calla.

Temprano en la mañana Elsa descubre la desaparición de Kalimán. Sabiéndola desprotegida, Kruger vuelve a sobrepasarse con ella, pero es impedido en sus propósitos por Ventura, quien lo amenaza con un machete. Kruger vuelve a su propia hacienda y Elsa besa a Ventura en la mejilla agradecida..

Kalimán, como enloquecido, llega a la aldea de los cadáveres vivientes y encuentra a Tahí Malí. Kalimán repite sin cesar que es su esclavo. Tahí Malí no le cree, y le quema la mano para comprobar si sigue bajo su dominio. Luego lo marca con un hierro caliente en el pecho con el símbolo de los estranguladores del Caribe. Solín lo mira desesperado sin poder hacer nada, pero en un momento de descuido Kalimán le confiesa a Solín que finge estar bajo el dominio del brebaje y que por medio de la concentración mental ha logrado anular sus efectos.

Más tarde Kruger regresa a la hacienda de los Gunter con la noticia de que trabajadores suyos encontraron la daga de Kalimán en los pantanos, dice estar ahora seguro de que Kalimán ha muerto. Vuelve a ofrecer comprarles la hacienda, pero Charles Gunter rehusa y Kruger se marcha ofendido.

En la aldea de los cadáveres vivientes Kalimán y Solín han sido llevados a una choza. Con gran sorpresa descubren que Kruger se presenta ante Tahí Malí; los dos son aliados. Tahí Malí muestra a Kalimán a Kruger, y Kalimán tiene que cortarse el lóbulo de una oreja para demostrarle a Kruger que está bajo el dominio del brujo. Kruger quiere obligar a Charles Gunter a que le venda sus tierras, y decide que deben secuestrar a Elsa para obligarlo a ello. Kruger lleva a Tahí Malí a la hacienda de los Gunter, donde el brujo se entrevista con Ventura diciéndole que le dará una pócima de amor si lleva a Elsa a los pantanos. Luego, Tahí Malí regresa a su aldea. Ventura saca a Elsa de la casa diciéndole que Kalimán está vivo pero malherido en la selva y necesita de su ayuda. La entrega a Tahí Malí, y este inmediatamente la narcotiza ante la mirada impávida de Kalimán, quien sigue fingiendo. Más tarde, Nana Merced descubre la desaparición de Ventura y de Elsa y avisa a Charles Gunter, quien inmediatamente sale a perseguirlos. No los encuentra, y tiene que regresar a la hacienda derrotado.

Kalimán se entrevista con Ventura y con Elsa Gunter una vez que ella despierta, a ambos les dice que ha estado fingiendo estar embrujado. No tiene tiempo de decirle a Elsa que Karl Kruger es cómplice de Tahí Malí. Ventura quiere llevarse a Elsa Gunter de vuelta a la hacienda creyendo que ella ya ha tomado la pócima de amor. Tahí Malí lo traiciona y lo encarcela dándole a breber un brebaje que lo priva de su voluntad. A Elsa la quiere sacrificar en una ceremonia vudú en honor del dios Changoé. Karl Kruger regresa y se entrevista con Elsa, diciéndole que Tahí Malí la va a usar para que lleve un mensaje a su padre: o se va de Jamaica o Elsa será asesinada. Elsa revela a Karl Kruger que Kalimán solo finge estar embrujado, y este inmediatamente informa a Tahí Malí. Luego Kruger regresa a la hacienda y le dice a Charles Gunter que Tahí Malí exige que le muestre los documentos de venta de sus tierras a Kruger como prueba de que tiene intenciones de abandonar la isla. Gunter accede a entregar su hacienda a Kruger a cambio de la vida de su hija Elsa. Luego sale hacia la selva en su busca.

En la aldea, Tahí Malí atormenta a Kalimán sabiendo que éste finge estar aún bajo el efecto del brebaje. Eventualmente él y Solín logran escapar hacia la selva, pero Elsa Gunter queda prisionera. Karl Kruger regresa y ante los constantes desprecios de la joven decide acceder a matarla. La usan como carnada para atraer a Kalimán, quien dejando a Solín escondido en la selva y con instrucciones muy precisas vuelve a presentarse ante los asesinos para impedir que Elsa sea sacrificada. Kalimán cae prisionero, y Tahí Malí ordena a Ventura que le saque los ojos, pero él hipnotiza al mulato y neutraliza el efecto del brebaje que le suministrara el brujo. Ventura cae sin sentido a los pies de Kalimán. Luego, Kalimán les dice a Kruger y a Tahí Malí que soldados del ejército han cercado la aldea. No es cierto, pero a una orden de Kalimán Solín incendia varias de las chozas de la aldea y hace estallar explosivos, causando una inmensa conmoción. En la confusión Kalimán logra desatarse y se lanza en persecución de Karl Kruger, quien escapa hacia la selva.

Tahí Malí se dispone a sacrificar él mismo a Elsa Gunter, pero Ventura recobra el conocimiento y se lanza sobre él. Tahí Malí le da un machetazo en el pecho, pero aún así Ventura logra estrangular al brujo, matándolo. Moribundo, Ventura desata a Elsa Gunter y muere en sus brazos. Los cadáveres vivientes, mientras tanto, han quedado sin líder y no saben que hacer, miran impávidos mientras la aldea se incendia. Karl Kruger monta a un árbol y dispara inutilmente contra Kalimán. Es descubierto por Charles Gunter, quien averigua que bajo su hacienda hay importantes yacimientos petrolíferos y que esta es la razón por la que Kruger quería obtener su tierra. Charles Gunter mata a Kruger de un tiro cuando éste se dispone a atacar a Kalimán.

Los cadáveres vivientes, sin tener manera de beber los brebajes de Tahí Malí pronto recuperarán su propia voluntad, no son en realidad cadáveres sino nativos embrutecidos por los brebajes del brujo. Desaparecida la amenaza de Tahí Malí los trabajadores regresan a la hacienda de los Gunter, y Charles Gunter rompe el documento que le había firmado a Karl Kruger. Kalimán decide marcharse de la isla dejando a Elsa junto a su padre.

NÚMERO DE EPISODIOSEditar

81

CREADORESEditar

  • Original de
    • Rafael Cutberto Navarro Huerta
    • Modesto Vázquez González
  • Libreto
    • Héctor González Dueñas (Víctor Fox)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar