FANDOM


07 EL INSEPULTO


PERSONAJESEditar

LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICAEditar

  • Túnez, Túnez

ARGUMENTOEditar

Una hermosa joven italiana, Rita Pavione, es atacada por una banda de asaltantes en la ciudad de Túnez. Es rescatada por Kalimán, quien galante la lleva a su hotel sin saber que el administrador del mismo es cómplice del llamado Asesino de Túnez, Sacha Moster, un hombre que ayudado por su criado, un enano retrasado mental llamado Caracol, secuestra mujeres rubias para efectuar experimentos médicos en ellas buscando los secretos de la inmortalidad. El administrador del hotel informa a Sacha Moster de la presencia de Pavione en el hotel, y esa noche la mujer es secuestrada y asesinada en una mesa de operaciones. Sus secuestradores y asesinos, Sacha Moster y Caracol, inyectan soluciones químicas y aplican fuertes descargas de electricidad en el cuerpo de la mujer, y Rita Pavione revive por unos instantes antes de morir definitivamente. Sacha Moster considera esto un gran éxito, embalsama el cuerpo de Pavione y lo añade a una colección de cuerpos de mujeres rubias que mantiene.

Kalimán intuye peligro para Rita Pavione y con Solín decide visitarla. El administrador del hotel le dice que ella retornó a Italia esa mañana, pero Kalimán no le cree y sube a investigar sus habitaciones. Aunque no encuentran rastros del equipaje de Pavione, Kalimán y Solín encuentran uno de sus zapatos; Kalimán sospecha que algo malo ha pasado. A la salida del hotel, un mercader árabe ofrece en venta una pulsera de oro a Kalimán, y este reconoce la pulsera habiéndola visto antes en manos de Rita Pavione. Kalimán decide seguir al árabe, y esa noche descubre que se encuentra con el administrador del hotel. Kalimán se presenta ante ellos y anuncia que ha descubierto el paradero de Rita Pavione y que inmediatamente dará parte a la policía. El administrador del hotel, muy asustado, toma un taxi a la casa de Sacha Moster, y es seguido por Kalimán y Solín. Sacha Moster decide asesinar a su cómplice para no dejar ningún rastro y le da a beber un fuerte veneno. Kalimán y Solín entran a la casa por una ventana y descubren en el sótano la colección de cuerpos, incluído el de Rita Pavione. Sacha Moster y Caracol los descubren, pero Kalimán los vence utilizando una combinación de hipnotismo y fuerza bruta. Llama a las autoridades, y el inspector Moret de la policía de la ciudad tiene mucho gusto en capturar al Asesino de Túnez y a su cómplice Caracol.

El juicio a Sacha Moster se lleva a cabo varios días después. Una periodista local, Lili Monfert, da amplia cobertura a los hechos y arguye por la pena de muerte para el asesino; también se encuentra con Kalimán y lo entrevista como la persona que capturó al Asesino de Túnez. El fiscal Masip hace un excelente trabajo como abogado acusador, y al cabo de tres días el jurado da su veredicto: culpable. El juez Jean Dulier condena a Sacha Moster a la pena de muerte, y el veredicto se cumple varios días después: Sacha Moster es ahorcado, no sin que antes amenace de muerte a todas las personas involucradas en su juicio. Caracol es internado en un manicomio.

Varios días después la esposa de Moster, una mujer llamada Mayul, llega a Túnez acompañada de su hijo Salmo. Utilizando una serie de lagunas legales logran liberar a Caracol del manicomio y se hacen responsables de su conducta. Esa noche van al cementerio donde yace el cadáver de Sacha Moster y lo sacan de su tumba; Mayul intenta revivir el cadáver utilizando la magia negra y los secretos científicos de su marido escritos en un libro que Salmo encuentra en el laboratorio de su padre.

Más tarde esa noche el juez Jean Dulier es asesinado en su casa por Sacha Moster, quien aparentemente se ha convertido en un insepulto. Lili Monfert informa de esto a Kalimán, quien inmediatamente va a investigar a la casa del juez. Un testigo, el mayordomo de la casa, lo ha visto todo e insiste que el asesino fue el cadáver de Sacha Moster, lo ha podido identificar por la cicatriz de una soga alrededor de su cuello. El inspector Moret manda a examinar el arma con que se dio muerte a Dulier para buscar huellas digitales, y pronto se establece que son las de Sacha Moster. Lili Monfert publica una noticia en su periódico informando que Sacha Moster ha resucitado para asesinar a Dulier, aunque ni Kalimán ni Moret aprueban este tipo de periodismo sensacionalista. Kalimán y Solín deciden ir a averiguar qué ha pasado con el cadáver de Moster al cementerio; allí se encuentran con Moret, y descubren que el cadáver de Moster ha desaparecido. Además Moret le informa a Kalimán que tanto él como el fiscal del juicio, Masip, han recibido notas anónimas en las que se amenaza su vida.

Kalimán y Solín deciden investigar los antiguos laboratorios de Sacha Moster. La bruja Mayul y su hijo Salmo se han instalado en la casona que contiene los laboratorios, y Kalimán solicita a Mayul acceso a los laboratorios. Ella se niega, alegando que si el cadáver de Moster no está en el cementerio es porque revivió. Kalimán decide proseguir sus investigaciones a pesar de las negativas de la bruja y con Solín salta la verja de la casona. Solín es atacado por un perro guardián, Dogo, pero Kalimán pronto lo neutraliza hipnotizándolo. Se internan en la casona y descubren a Mayul haciendo un rito de magia negra: tiene una figurilla de cera en sus manos de facciones muy bien logradas, y afirma que la persona que representa, uno de los jurados del juicio a Moster, morirá esa noche. Kalimán decide avisar a la policía y él y Solín salen de la casona a buscar a Moret. El policía mientras tanto acompaña a Lili Monfert a su casa, y cuando Kalimán los encuentra van los cuatro a la jefatura de policía donde Kalimán identifica al jurado en peligro, un obrero de una fábrica en las afueras de Túnez llamado Pierre Dantés.

Kalimán, Moret y Monfert llegan demasiado tarde para impedir el asesinato de Dantés, quien es estrangulado por el insepulto. Examinando el cadáver Kalimán descubre el piquete de una aguja hipodérmica: a Dantés se le ha extraído sangre, misma que según los experimentos de Sacha Moster se necesita para revivir cadáveres. Monfert va a escribir la noticia del segundo asesinato llevándose a Solín, y Kalimán y Moret van a la casona de Mayul a efectuar una investigación oficial. No encuentran nada, pero Kalimán nota que el piso en una de las habitaciones está hueco y decide regresar a investigar por su cuenta después. Salmo Moster, mientras tanto, se dedica a hacer figuras de cera de las víctimas de su padre. Kalimán recoge a Solín en las oficinas del periódico, acompaña a Lili a su casa, y luego regresa a la casa de Mayul. Encuentran la trampilla por la que se accede a los sótanos de la casa, y allí, en un sarcófago, encuentran el cadáver de Sacha Moster que ya empieza a dar muestras de descomposición. Sin embargo, Mayul, Salmo Moster y Caracol los han visto entrar a los sótanos y cierran la trampilla colocando un pesado mueble encima; Kalimán y Solín quedan atrapados con el insepulto. Kalimán decide no intentar escapar, quiere saber si durante la noche el insepulto revivirá.

Mayul y Salmo Moster deciden que Lili Monfert será la próxima víctima del insepulto. Salmo se presenta en las oficinas del periódico donde trabaja Monfert y le ofrece el diario de Sacha Moster; dice que quiere que los secretos científicos que contiene sean publicados. Monfert accede a publicarlo, y Moster la cita para esa noche en los muelles; deberá ir sola, o no le entregará el diario. Salmo regresa a la casona, y Mayul abre un mecanismo con el que gas asfixiante entra en el sótano donde están Kalimán y Solín. Ambos pierden el sentido, son atados de pies y manos por Salmo y en los muelles son tirados al mar, donde sin sentido y atados seguramente se ahogarán. Al contacto con el agua Kalimán despierta y rompe sus ataduras, rescatando luego a Solín. Cuando Salmo regresa Mayul inicia sus ritos de magia negra, y poco después el insepulto reaparece. Lili Monfert llega a los muelles para obtener el diario de Sacha Moster y es atacada por el insepulto. Sin embargo, Kalimán también está ahí y logra salvar a la mujer, aunque el insepulto logra escapar. El inspector Moret aparece poco después, dice que ha estado siguiendo a Monfert para protegerla, y al escuchar la declaración de Kalimán decide ir a inspeccionar el sótano de la casa de Mayul. Llegando allí Mayul se sorprende de ver a Kalimán y Solín vivos. Kalimán pronto encuentra el sótano donde estuvo prisionero, pero el ataúd de Sacha Moster ya no está. Deciden esperar en la casa el resto de la noche a que el insepulto regrese, pero todo es infructuoso, llega el día y Sacha Moster no regresa. No encontrando ni pruebas ni pistas no tienen otra alternativa que marcharse. El insepulto está esperando al inspector Moret en su casa y lo asesina a su llegada, extrayéndole luego sangre con una aguja hipodérmica.

Kalimán y Solín intentan llamar a Moret por teléfono, y al no recibir respuesta deciden ir a su casa. Allí descubren el asesinato, pero mientras examinan el cadáver son descubiertos por el inspector Remy, otro policía de la fuerza tunecina. Remy no cree que un cadáver pueda revivir, así que sospecha de Kalimán y lo lleva prisionero a la jefatura de policía. Lili Monfert lo visita y le explica la razón por la que fue a los muelles, y Kalimán le dice que aunque la cita con Salmo fue obviamente una trampa no debe tener miedo de volver a verlo pues él los llevará con el insepulto. Poco después, Kalimán, sabiendo que el insepulto atacará de nuevo esa noche, hipnotiza a un guardia y escapa de su celda tomando su lugar. Camino al exterior alcanza a oír una conversación telefónica del capitán Remy: el abogado acusador en el juicio de Sacha Moster, el fiscal Masip, ha recibido una nota en la que se le informa que él será la próxima víctima del insepulto. Tanto Remy como Kalimán deciden dirigirse a casa de Masip.

Salmo Moster se siente atraído por Lili y va a hablar con ella a las oficinas del periódico donde trabaja, "El Internacional". Monfert finge aceptar sus explicaciones acerca de lo ocurrido en los muelles, y le dice que si él sabe dónde está escondido el cadáver del insepulto debe destruírlo. Ella misma se ofrece a ayudarlo en eso, y Salmo acepta agradecido pensando que ha logrado atraerla a una nueva trampa.

Masip recibe agradecido a un pelotón de policías que van a protejerlo, y Kalimán se mezcla entre ellos. El insepulto ataca efectivamente esa noche, golpea a uno de los policías que cuida los jardines de la casa y logra llegar hasta el despacho de Masip. Ataca al fiscal con la misma soga con la que fue ahorcado, pero antes de que pueda hacerle daño Kalimán interviene salvándole la vida. Kalimán y el insepulto sostienen una breve lucha, pero Sacha Moster logra escapar. Kalimán intenta de seguirlo pero es detenido por capitán Remy, no ha visto al insepulto y cada vez está más convencido que Kalimán es el asesino. Masip interviene en favor de Kalimán, pero aún así Remy decide llevárselo de vuelta al cuartel de policía. Solín, vigilando desde los jardines, lo ha visto todo y decide pedir ayuda a Lili Monfert. Cuando la encuentra, ella recibe una llamada de Salmo Moster, quiere que lo encuentre en los muelles para llevarla al sarcófago de su padre. Aún sabiendo que Kalimán es prisionero de la policía Monfert decide ir a la cita acompañada por Solín.

En los muelles Lili pide a Solín que se esconda, para así poder avisar a Kalimán y a la policía si algo malo sucede. El que acude a la cita no es Salmo Moster sino Caracol, quien guía a Monfert por los túneles de las alcantarillas de la ciudad hasta una sección cerrada por una reja. La empuja adentro y la deja prisionera. Solín, habiendo visto a Lili y Caracol bajar a las alcantarillas corre a avisar a Kalimán, y es sorprendido por Sacha Moster, el insepulto; solo logra salvarse porque la intención de Moster no es matarlo, sino que avise a Kalimán para atraerlo a una trampa. Mientras tanto Remy ha encerrado a Kalimán en una prisión con barrotes electrificados, quiere impedir a todo costo que vuelva a escapar. A Solín no le dejan llegar hasta él, así que se comunica con su amigo por telepatía y le avisa de la situación precaria en la que se encuentra Lili. Kalimán utiliza los alambres metálicos de una rejilla de la ventilación para causar un corto circuito en los barrotes de su prisión que termina fundiendo la cerradura y escapa.

Mientras Sacha Moster y Caracol esperan la llegada de Kalimán asesinan a un policía para extraer su sangre. Kalimán encuentra el cadáver y llama por teléfono al inspector Remy informándole de su escape y pidiéndole que venga a recoger el cuerpo; luego se interna con Solín por los alcantarillados por los que este viera desaparecer a Lili. Mientras tanto, Salmo Moster llega al sitio donde Lili está prisionera y la libera, diciéndole que la llevará al sitio donde está el cadáver de su padre. Caracol se queda atrás, vigilando a Kalimán, y una vez que Salmo y Lili han salido por una serie de túneles que van a dar al cementerio de Túnez, Caracol abre una compuerta que deja entrar una marejada de agua a las alcantarillas. Kalimán y Solín son arrastrados por el torrente y están a punto de perecer ahogados. La marejada cesa eventualmente, pero el nivel del agua dentro de los túneles sigue subiendo amenazando con no dejarles aire para respirar.

Salmo lleva a Lili a un mausoleo donde está el cadáver de Sacha Moster. La periodista decide quemar el cuerpo, y Salmo no parece tener mayores objeciones, está a la vez cansado de tantos asesinatos y enamorado de Lili. Sin embargo, antes de que pueda hacerlo aparece la bruja Mayul, quien impide que el cuerpo de su esposo sea quemado y reprimenda severamente a su hijo por su debilidad. Mayul ordena a Caracol llevar a Lili hasta la vieja casona donde vive, y allí la encierra en los sótanos inyectándole un poderoso narcótico que la hace dormir durante todo el día. En las alcantarillas el nivel del agua deja de subir pero Kalimán no logra encontrar una salida; él y Solín tienen que pasar todo el día flotando en el agua, temiendo que el poco oxígeno que queda en el espacio sobre ellos se agote. Mientras tanto, el director del periódico donde trabaja Lili Monfert llama al capitán Remy y le informa de la desaparición de la periodista. Remy monta un operativo policial para buscarla, pero la búsqueda es infructuosa.

Al llegar la noche, Salmo y Caracol abren de nuevo las compuertas de las alcantarillas asumiendo que Kalimán y Solín han muerto. Cuando Kalimán se da cuenta de que los dos han entrado a los túneles hipnotiza a Solín para que de la impresión de estar moribundo, y él mismo realiza un experimento de actus mortis. Salmo y Caracol pronto los encuentran y los llevan a la casona de Mayul, encerrándolos en el mismo sótano donde Lili yace narcotizada en un sarcófago. Cuando Kalimán y Solín "reviven" encuentran a la durmiente y deciden esperar el ataque del insepulto, que están seguros llegará esa noche. Efectivamente el insepulto reaparece esa noche, y es guiado por Mayul y Caracol al sótano para que mate a Monfert. Kalimán lanza un dardo somnífero contra el insepulto, pero este no hace efecto; Mayul y Caracol están estupefactos de que Kalimán siga vivo. Kalimán y Sacha Moster se enzarzan en una lucha mano a mano, pero cuando Kalimán está a punto de vencer es atacado a traición por Caracol. Sacha Moster, Mayul y Caracol logran subir las escaleras del sótano y cerrar la trampilla, dejando a Kalimán y Solín de nuevo prisioneros.

Mayul y Sacha Moster deciden atacar a otra persona esa noche: el fiscal Masip. Salmo llama por teléfono a Masip haciéndose pasar por Kalimán y hace una cita con él. Masip, sin embargo, no quiere ir solo y avisa a Remy, quien se alegra mucho de la posibilidad de recapturar a Kalimán. Mientras tanto, Kalimán escucha a través de la trampilla que solo Caracol ha quedado vigilando la entrada al sótano, y engaña al jorobado simulando la voz de Mayul. Cuando Caracol abre la trampilla, Kalimán lo hace confesar el sitio donde se llevará a cabo el próximo asesinato. Luego ata al jorobado de pies y manos y deja a Solín vigilándolo. Él mismo corre a impedir el crimen.

Masip se interna por un parque de la ciudad, siempre vigilado por Remy y sus hombres. Kalimán llega al mismo sitio, y es descubierto por Remy, quien por capturar a Kalimán deja de vigilar a Masip. El fiscal es atacado y muerto por el insepulto. Kalimán oye los gritos de muerte del fiscal y descubre el cadáver, pero cuando está junto a él vuelve a ser atrapado por Remy, quien ahora dice tener pruebas de su culpabilidad. Kalimán se rehusa a ser detenido nuevamente e hipnotiza a la fuerza policial haciéndoles creer que se multiplica y sale volando por los aires. El verdadero Kalimán logra escabullirse por el bosque, pero ha sido herido en un brazo de un balazo. Eventualmente Remy y sus hombres se dan cuenta del engaño, e investigando por los alrededores descubren el rastro de sangre de Kalimán.

En el sótano de la casona, Caracol logra liberarse de sus ataduras y ataca a Solín dejándolo sin sentido. Mayul y Salmo Moster regresan a la casa y al descubrir la ausencia de Caracol bajan al sótano a ver que ocurre, logrando impedir que Caracol apuñale a Solín. Caracol explica que Kalimán ha escapado, y asumiendo que la policía pronto llegará a revisar la casona Mayul, Salmo y Caracol llevan a Solín y a Lili al mausoleo en el cementerio donde yace el cadáver de Sacha Moster. Poco después Solín y Lili Monfert recobran el sentido, y se ven atrapados en compañía del cuerpo del insepulto.

La persecución de la policía a Kalimán es implacable. Lo siguen hasta los muelles, donde Kalimán decide saltar al mar para librarse de sus perseguidores. Eventualmente ellos pierden su rastro, mientras Kalimán monta a una barcaza y pierde el sentido a consecuencia de la pérdida de sangre. Su turbante queda flotando en el agua, y Remy piensa que ha logrado darle muerte; aunque la policía no logra encontrar su cadáver Remy convoca a una conferencia de prensa y anuncia que el autor de todos los crímenes, Kalimán, ha sido muerto a balazos. La noticia aparece en los periódicos, pero Mayul sabe que pronto se descubrirá la inocencia de Kalimán ya que habrán más asesinatos. Caracol lleva comida y bebida a los prisioneros, e informa a Solín de la muerte de Kalimán. El niño, desesperanzado, se sienta a esperar la muerte.

Kalimán recobra el conocimiento y en una casucha abandonada cerca a los muelles usa un cuchillo ardiente para cauterizarse la herida. En un periódico descubre que la policía lo da por muerto, y empieza a preparar sus planes para contraatacar. Solín mientras tanto decide que debe actuar por su cuenta, y se prepara a encender un fuego alrededor del cadáver de Sacha Moster. La llegada de Salmo Moster impide sus planes, él está asqueado de tantos crímenes y enamorado de Lili Monfert, y decide liberar a los dos prisioneros. Caracol informa de esto a Mayul, y ella le ordena recapturar a los prisioneros. Lili Monfert vuelve a ser atrapada por el jorobado, pero Solín logra escapar. Corriendo por el cementerio se encuentra con Kalimán, quien ha venido a investigar. Le informa de lo que ha sucedido, y Kalimán decide liberar a Lili Monfert; haciéndose pasar él también por un insepulto asusta a Caracol y libera a la mujer. Kalimán ordena a Solín y a Lili que vayan a la jefatura de policía y que traigan a Remy y sus hombres al cementerio, él se quedará vigilando.

Mientras tanto el insepulto vuelve a aparecer. Caracol le informa a él y a Mayul que ha visto a Kalimán, ahora también un insepulto. Kalimán se presenta ante ellos y reta a Sacha Moster a pelear. Mayul quiere huir, pero Sacha Moster acepta el reto. Moviéndose lentamente hasta un sitio estratégico, Sacha Moster hace caer a Kalimán en una tumba vacía. Luego, Moster, Mayul y Caracol lanzan grandes pedruzcos sobre Kalimán, haciendo que pierda el sentido. Luego colocan una lápida sobre la tumba que cubren con tierra y hierba, Kalimán queda enterrado y la tumba queda perfectamente camuflada. Cuando Lili, Solín y Remy llegan al cementerio a investigar encuentran a Mayul, a Caracol, y algo más tarde también a Salmo Moster, pero no al insepulto. En el mausoleo donde Lili y Solín estuvieran prisioneros han colocado tumbas con esqueletos de muchos años atrás, el cadáver de Sacha Moster ya no está ahí. Tampoco encuentran a Kalimán, y no teniendo ninguna prueba Remy no tiene más remedio que irse y dejar a los criminales en libertad. Lili se lleva a Solín a su casa.

Kalimán recobra el sentido dentro de la tumba y se da cuenta que es imposible salir por si mismo. Sabiendo que queda poco aire en la tumba, contacta telepáticamente a Solín y le pide que venga a rescatarlo. El niño sale intempestivamente del apartamento de Lili Monfert y corre al cementerio, donde logra desenterrar a Kalimán. Aprovechando que los criminales lo dan por muerto, Kalimán decide contraatacar, y se presenta ante Mayul hipnotizándola y haciéndose pasar por un espíritu. La bruja, aterrada, revela que Sacha Moster ha ido a asesinar a Lili Monfert, y cuando Kalimán se va decide ir al cementerio a comprobar si Kalimán sigue enterrado. Kalimán intenta llamar por teléfono a Lili para advertirle el peligro, pero la línea está ocupada: Monfert habla con el inspector Remy, informándole que Solín salió intempestivamente de su apartamento diciendo que recibió un mensaje telepático de Kalimán. Mientras que Solín se queda en la cabina telefónica intentando hablar con Monfert, Kalimán va a la jefatura de policía para intentar convencer a Remy de que mande una patrulla policial a protejerla. Solín logra comunicarse eventualmente con Lili y la previene del peligro, le dice que no le debe abrir la puerta a nadie, él y Kalimán van para allá. En la jefatura de policía, Kalimán hipnotiza a Remy y se hace pasar por un insepulto; le dice al policía que si no manda una patrulla policial a protejer a Lili ahora mismo regresará todas las noches de su vida a atormentar su conciencia. Remy decide hacerle caso a Kalimán y se va a proteger a Lili, mientras Kalimán recupera su turbante.

Sacha Moster y Caracol llegan al edificio de apartamentos de Monfert, pero no pueden entrar porque hay policías vigilando. Caracol descubre una escalera de incendios, y los asesinos suben por ahí. Poco después llega Solín, y el policía de la entrada lo deja pasar. En el corredor que lleva al apartamento de Monfert, Solín es capturado por Sacha Moster y Caracol, quienes lo obligan a pedirle a Monfert que abra la puerta. Entran así al apartamento de la mujer y están a punto de asesinarla a ella y a Solín cuando Kalimán llega a impedirlo. El insepulto y Caracol huyen a la azotea del edificio, pues los coches de policía de Remy llegan abajo. Kalimán los sigue y los confronta en la azotea, pero los criminales vencen en la lucha que se lleva a cabo y lanzan a Kalimán al vacío desde lo más alto del edificio de más de diez pisos. Kalimán logra salvarse agarrándose a cables de alta tensión, mientras que los criminales bajan por la escalera de incendios hasta la calle. Se disponen a huir en su carro, pero pasan debajo de Kalimán, quien salta al techo del vehículo. Sacha Moster zigzaguea peligrosamente intentando liberarse de Kalimán, pero no consigue que se suelte. Decide entonces que tanto él mismo como Caracol deberán abandonar el carro y hacerlo estrellar, para así matar a Kalimán. El plan da resultado, y Kalimán es herido en el accidente. Una patrulla policial se acerca y Kalimán no tiene fuerzas para escapar, así que decide efectuar un experimento de actus mortis para así ser llevado a la morgue y no a prisión.

Remy, mientras tanto, se entrevista con Monfert y con Solín, quienes le explican lo sucedido; el inspector se muestra sumamente incrédulo. Estando allí recibe una llamada telefónica de la inspección de policía donde se le informa que han encontrado el cadáver de Kalimán, pero no en los muelles sino en una calle de la ciudad. Remy está cada vez más confundido, piensa que Kalimán murió ahogado varios días antes y se rehusa a creer las historias de insepultos que todo el mundo insiste en contarle. Sin embargo accede a llevar a Lili y a Solín a la morgue a inspeccionar el cadáver de Kalimán, donde Solín se convence de la muerte de su amigo. A la salida de la morgue, Lili Monfert y Solín son capturados por Salmo Moster, Mayul y Caracol y llevados a la casona.

Kalimán suspende el experimento de actus mortis antes de que se realice una autopsia de su cuerpo. Muy debilitado por el accidente automovilístico y el largo experimento se dirige a una central de alta tensión y causa una descarga eléctrica que lo vivifica, luego escapa por una ventana. Los médicos avisan a Remy, quien organiza una redada policial por toda la ciudad. Kalimán mientras tanto hace contacto telepático con Solín, y descubre que él y Lili Monfert están colgados sobre un crisol que contiene la cera hirviente que Salmo Moster utiliza para hacer sus figuras. Llama por teléfono a Remy y le pide que vaya a la casona de Mayul, allí dice que lo encontrará a él y a Sacha Moster.

En la casona Mayul hace aparecer al insepulto, quien empieza a cortar la soga de donde penden Lili y Solín. Antes de que lo logre, Sacha Moster es hipnotizado por Kalimán, quien lo hace ver figuras espectrales de todas sus víctimas: Rita Pavione, el juez Dulier, Pierre Dantés, el inspector Moret, el fiscal Masip, etc. Esto desconcierta al insepulto y Kalimán aprovecha para atacarlo y derrumbarlo a puñetazos. Mayul toma un leño de los que están siendo utilizados para calentar la cera y se lanza contra Kalimán intentando atacarlo. Él se hace a un lado, y Mayul cae en el crisol de cera hirviente, muriendo en el acto. Caracol mientras tanto se dispone a cortar la soga de donde penden Solín y Lili, y Kalimán lo detiene con un dardo somnífero.

Cuando el capitán Remy llega a la casa, Kalimán le entrega a los asesinos. El hombre que está en el piso, el mal llamado insepulto resulta ser Salmo Moster, quien utilizaba una máscara de plástico y guantes con las huellas digitales de Sacha Moster para hacerse pasar por su padre. Un chaleco blindado lo protegía de las balas y de los dardos somníferos, además de escudarlo contra los puñetazos de Kalimán. En un ataúd vecino está el cadáver del verdadero Sacha Moster, que nunca ha revivido y está en avanzado estado de descomposición. Solín y Lili son liberados, y el capitán Remy pide excusas a Kalimán. A diferencia de su padre, Salmo Moster no es condenado a muerte sino a cadena perpetua, al igual que su cómplice Caracol. Lili Monfert decide publicar la historia completa de "El Insepulto" en su periódico, pero duda si sus lectores le creerán.

EPISODIOSEditar

  • 90-103 en México (1967)
  • 80-93 en Colombia (1977)
  • 90-96 en México (reedición Grandes Aventuras, 1985, inconclusa)

CREADORESEditar

  • Original de
    • Rafael Navarro Huerta
    • Modesto Vázquez González
  • Guionista
    • Héctor González Dueñas (Víctor Fox)
  • Dibujo
    • Cristóbal Velázquez (Crisvel)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar