FANDOM


  • Aunque la trama de esta aventura no es mala, El Buda Negro, al igual que varias de las aventuras tardías de Kalimán adolece de una tendencia de los autores de querer extenderla al máximo. En consecuencia contiene páginas y páginas de personajes replanteando la trama y recordando y discutiendo problemas anteriores que hacen que leer la aventura se convierta en un ejercicio tedioso. La calidad de El Buda Negro hubiera sido mucho mayor si hubiera sido relatada en unas 10 a 15 revistas menos.
  • También hay varios errores en la trama, aunque menos que en otras aventuras tardías de Kalimán. Los siguientes son algunos de ellos:
    • Al principio de la aventura Vanesa roba del Museo Egipcio de El Cairo un cuchillo faraónico que piensa vender a Ramar, quien con él piensa matar a Kalimán. ¿Sabía Ramar desde antes del inicio de la aventura que se iba a encontrar con Kalimán en el camino a Kaliasana? Los primeros capítulos de la aventura no dejan esa impresión. ¿O es que Ramar pensaba lanzarse a la búsqueda de Kalimán cuando tuviera el cuchillo en sus manos? Tampoco conocemos el destino final del cuchillo. Kalimán se lo quita a Yago en cierto momento, pero después no sabemos nada más. ¿Será que Kalimán lo envió por correo de vuelta al Museo Egipcio de El Cairo?
    • Hay un episodio cerca del principio de la aventura en el que Ramar le explica a Kalimán que cambió su nombre una vez fue poseído por Visnur, por eso Kalimán no asociaba el nombre de Ramar con el del muchacho que había sido expulsado del monasterio de Delhi. Si este es el caso no es lógico que se le perdone al Ramar desposeído el asesinato de Amel Bayán. Además es interesante notar que cuando Kalimán le pregunta a Ramar quién es después de que Visnur abandona su cuerpo, él responde con el nombre con el que se le ha conocido durante toda la aventura, Ramar, el mismo nombre que al inicio de la aventura Kalimán describió como un palíndromo con cualidades mágicas muy negativas. Si ese nombre tiene connotaciones tan negativas es sorprendente que si Ramar ha dejado de ser malo insista en utilizarlo.
    • Durante el primer viaje de Ramar y Yago a la Isla de la Muerte, es muy obvio que Yago nunca ha estado allí: pregunta constantemente a Ramar hacia dónde van, se aterroriza cuando ve a los perros guardianes de la isla por primera vez, etc. ¿Cómo, entonces, conocía Yago al cíclope Goro? ¿De dónde salió este monstruo? ¿Por qué obedece Goro las órdenes del jorobado?
    • Cuando Vanesa convertida en estatua de oro ataca a Kalimán en el templo de Kali, Kalimán la vence tirándola a una fuente. ¿Por qué detiene esto a Vanesa? ¿Es alérgica al agua? Nunca se nos explica por qué de repente la estatua parece desconectarse de las órdenes mentales de Ramar.
    • También es sorprendente que en la lucha final de Kalimán contra Vanesa y Gala Kalimán logre vencer a Vanesa haciéndola chocarse con Gala. La estatua cae de un segundo piso o es sepultada por toneladas de escombros cuando Kalimán destruye el Templo de los Monos y sobrevive sin ningún daño, pero, ¿debemos creer que chocándose con Gala pierde el sentido? Extremadamente inverosímil.
  • Es interesante la relación de la diosa Kali con la desafortunada Indra. Cuando la muchacha, llena de ira y de frustración acude al templo de la diosa para pedir consejo, un haz de luz sale de la frente de la estatua de la diosa e ilumina un cuchillo que yace en el suelo. Indra interpreta esto como un signo de que Kali quiere que vuelva a atacar a Ramar, pero cuando intenta hacerlo el malvado personaje se da cuenta a tiempo, la hipnotiza y la hace clavarse ella misma el cuchillo de Kali en el corazón. En esta ocasión Kali parece no haber querido o podido proteger a Indra, quien a final de cuentas sólo estaba cumpliendo su mandato. ¿Fue Visnur más poderoso que Kali en esta ocasión? ¿O Indra interpretó mal los deseos de Kali cuando la diosa iluminó el cuchillo? ¿El cuchillo en realidad sí fue iluminado por Kali, o simplemente la furia y frustración de Indra la hicieron ver cosas que no existían? Cualquiera que sea la respuesta, Indra murió por intentar cumplir los designios de Kali.
  • A pesar de la tendencia a alargar la aventura discutida más arriba, también existe una desafortunada tendencia en muchas de las aventuras de Kalimán, incluyendo esta, a terminar con finales extremadamente abruptos donde hilos de la trama quedan sin finalizar. En El Buda Negro por ejemplo los dos villanos principales de la aventura, Ramar y Vanesa escapan a cualquier castigo por sus crímenes, Ramar porque estaba poseído por Visnur y se asume que toda la maldad del personaje emanaba de éste (lo que no es verdad: Ramar asesinó a Amel Bayán antes de estar poseído), y Vanesa simplemente recupera su forma humana, sin que vuelvan a mencionarse sus múltiples crímenes. ¿Por qué no es castigada?
  • En esta aventura, como en varias otras, se utiliza un "Deus ex machina" para resolver la trama con un elemento que no ha sido introducido previamente. En este caso es el Tercer Ojo, símbolo supremo de los iniciados tibetanos sin el cual Kalimán nunca hubiera podido vencer al aparentemente invencible Visnur. Sin embargo, a pesar de todo su poder Visnur está aparentemente completamente indefenso ante los embates del Tercer Ojo. Se pregunta uno, ¿por qué no activó Kalimán su Tercer Ojo antes? ¿No se le había ocurrido? También es interesante notar que la utilización del Tercer Ojo en El Buda Negro contradice lo que se ha dicho acerca de él en otras aventuras. Por ejemplo, en Los Hijos del Sol o en El Extraño Doctor Muerte se nos explica que obtener el Tercer Ojo es un proceso largo que tiene que hacerse por medio de no solo intensa concentración mental por muchos días, sino también ayudado por médicos especializados que operan al paciente por un largo tiempo. En esta aventura, Kalimán simplemente resuelve que lo necesita, y el Tercer Ojo aparece sin más.
  • Es importante señalar que la caracterización del hinduísmo, budismo y jainismo que se muestra en esta aventura no solamente es errada sino también ridícula y en varios casos seguramente ofensiva para practicantes de esas religiones. En la vida real Vishnú es uno de los dioses de la trinidad hinduísta (Brahma, Vishnú y Shiva), el preservador de la creación y una deidad con muchos millones de adoradores en la India, Nepal y Bali; ciertamente no es el dios de la maldad y príncipe de las tinieblas que se presenta en la aventura, e hinduístas creyentes pudieran fácilmente sentirse ofendidos con esa caracterización aún si en la aventura el nombre de la deidad ha sido modificado ligeramente (Visnur en vez de Vishnú). La diosa Kali también pertenece al panteón hinduista, no es una deidad adorada por los budistas, sean lamas o no. Los jainistas tampoco son budistas: si bien la representación de Mahavira, uno de los principales pensadores jainistas, es superficialmente similar al buda, no se trata del mismo personaje; un jainista nunca adoraría la imagen de un buda.
  • Ramar es uno de los pocos enemigos que no rehuye combate cuerpo a cuerpo con Kaliman, situación que demerita a otros como Namilak o Karma. La cobardia en sus enemigos fue un comportamiento del cual abusaron los guionistas al tratar de resaltar la valentia de Kaliman y el miedo de sus adversarios. El temor o "precaución" hacia Kaliman hizo que rivales que incluso eran mas poderosos que él mismo se vieran algo pateticos, muchos combates que hubieran sido épicos (sobre todo con Namilak) terminaron en una graciosa huida por parte del villano. Por cierto en una ocasion Ramar resistio tres de los dardos somniferos de Kaliman antes de caer bajo su efecto.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar