FANDOM


Argos
Aventura La Atlántida, la Ciudad Perdida
Nombre Real Desconocido
Nacionalidad Desconocida
Primera Aparición AT089
Última Aparición AT150
Interpretado por Eduardo Arozamena

Argos es el villano principal de la aventura "La Atlántida, la Ciudad Perdida". Nunca se nos revela su nacionalidad o su nombre verdadero, pero sabemos que en su juventud fue un científico mundialmente famoso, un profesor en antropología y arqueología submarina que en colaboración con un grupo de amigos consigue descubrir las ruinas de la antigua Atlántida bajo aguas cercanas a la isla griega de Rodas. Allí él y sus amigos descubren tesoros incalculables, y pronto surgen rencillas y rencores entre ellos acerca de cómo se repartirán los tesoros. Cegados por la ambición, los hasta entonces amigos del profesor lo hieren gravemente, y por muchos meses el científico se debate entre la vida y la muerte. Cuando se recupera decide hacer dos cosas: asesinar uno por uno a sus antiguos amigos, y utilizar su parte de los tesoros de la Atlántida y la de ellos para construir asombrosos submarinos que pueden pasar meses enteros bajo el agua sin necesidad de regresar a la superficie.

Utilizando esos submarinos, el futuro Argos logra rescatar del mar inmensas fortunas que utiliza para financiar un ambicioso proyecto: la creación de una ciudad submarina en la que pueda aislarse de las rencillas interminables del exterior. Visita constantemente el mundo de la superficie para comprar material y eventualmente consigue su propósito: la creación de los primeros vestigios de la nueva ciudad submarina. Para poblarla se da a la tarea de reclutar personas escogidas en todas las regiones del mundo, todo en el más completo secreto, y a lo largo de los años consigue convencer a un grupo de humanos de que se exilien con él en las profundidades del mar. Al mismo tiempo se convierte en un biólogo experto en adaptaciones fisiológicas de animales al medio submarino, y cuando su ciudad está lista para ser poblada convence a sus ayudantes humanos de que se sometan a increíbles operaciones que los proveen de branquias y membranas entre los dedos, utilísimas adaptaciones para el medio submarino. Para entonces el científico es el líder indiscutido de la comunidad que se ha formado bajo el mar, la Nueva Atlántida, e inspirado en el nombre del fundador de la antigua Atlántida, Argos, reclama ese nombre para sí y reniega de su propio pasado.

Con el correr de los años la Nueva Atlántida consigue ser independiente de cualquier insumo del exterior, y ante la insistencia de Argos corta todos sus vínculos con la superficie. Al mismo tiempo la población de la ciudad crece, llegando a tener en un momento dado alrededor de 500 habitantes. Tres generaciones se suceden durante 25 años sin que los habitantes más jóvenes del lugar tengan más que ideas vagas y tergiversadas por Argos acerca de la realidad en el mundo de la superficie. Argos mismo tiene eventualmente una hija a la que bautiza Piscis, y cuando la muchacha crece Argos descubre sorprendido que ella, al igual que muchos de los jóvenes de su ciudad, tiene irrepresibles anhelos de visitar y conocer el mundo de la superficie.

Argos sin embargo no comparte esos deseos: para él el mundo de la superficie está lleno de seres malvados y traicioneros, y con el correr del tiempo sus ambiciones cambian de construir una ciudad submarina independiente del exterior a subyugar y dado el caso destruír las civilizaciones de la superficie que tanto odia. Para lograr ese objetivo se da a la tarea de construir asombrosas armas bélicas, por ejemplo gigantescos osciladores submarinos que instala cerca de las principales ciudades costeras de la Tierra y que tienen la capacidad de producir gigantescas marejadas con las que piensa inundar esas ciudades y asesinar a millones de sus habitantes. Además desarrolla aún más su ciencia médica, y utilizando humanos que secuestra en la superficie pero también habitantes de su ciudad submarina se da a la tarea de crear asombrosos monstruos marinos que se convierten en su ejército. La mayoría de los pacientes que trata se convierten en hombres-pez, seres humanos con la capacidad de vivir indefinidamente bajo el agua, pero además crea hermosas sirenas, monstruosos hombres-cangrejo, hombres sin ojos pero con un extraordinario sentido del oído, y aún ostras gigantes con mentes humanas y gigantescas serpientes marinas. Cuando su arsenal bélico está listo empieza a ensayar sus armas, y por ejemplo hunde varios barcos cerca a las costas de Grecia o causa gigantescos tsunamis que azotan islas del Pacífico sur.

A consecuencia del hundimiento de varios de sus barcos, Claudio Mitrópulos, un magnate naviero griego, se da a la tarea de investigar lo que sucede en el fondo del mar en los alrededores de la isla de Rodas y contrata a Kalimán para que se convierta en el guardaespaldas de su hija Elena durante la peligrosa investigación. Durante ese viaje Kalimán descubre la presencia de extrañísimos seres, sirenas y hombres-pez, que incitan su curiosidad, pero lo que lo lleva a iniciar un estudio más detallado de las aguas de la región es el descubrimiento de un antiquísimo jarrón que no puede proceder sino de la ciudad perdida de la Atlántida. Con ayuda material de Mitrópulos, Kalimán, Solín, Elena y un cuarto personaje, el buscatesoros Daniel Fond se internan en el mar a bordo de un moderno submarino y así invaden los dominios de Argos, el soberano de la Nueva Atlántida.

Kalimán y Argos no tardan en encontrarse, y el científico inicialmente no planea sino darle una muerte rápida a su enemigo para evitar que la localización de su ciudad sea descubierta. Sin embargo Kalimán prueba ser un hombre con facultades mentales asombrosas, y eventualmente Argos cambia de opinión y decide utilizarlo a él y a sus amigos como materia prima de nuevos monstruos marinos. Sobreviene una lucha titánica entre los dos hombres en la que Kalimán es capturado y torturado en más de una ocasión. La hija de Argos, Piscis, termina traicionando a su padre y poniéndose al servicio de Kalimán, y le informa que en la Nueva Atlántida se fragua una rebelión contra Argos pues los habitantes de la ciudad no toleran que sus ciudadanos sean secuestrados y transformados en monstruos marinos. Eventualmente Kalimán logra vencer a su enemigo hipnotizándolo a él y a sus amigos y haciéndoles creer que el insumo de oxígeno de la Nueva Atlántida ha sido destruído. Nada de eso es verdad, pero la sugestión hipnótica de Kalimán es suficiente para que Argos pierda todo control y sienta asfixiarse. Desesperado intenta corregir un error mecánico que no existe, y haciéndolo causa daños reales a las estructuras de la ciudad submarina. Cuando Piscis intenta hacerlo entrar en razón, Argos dispara un rifle atómico contra su propia hija, matándola en el acto. Los disparos debilitan además las cúpulas que protegen la ciudad submarina, que eventualmente es destruída. Argos muere entre los escombros de su ciudad submarina mientras Kalimán, Solín y Elena Mitrópulos escapan en un minisubmarino hacia la superficie. Al final de la aventura no queda claro si el resto de los habitantes de la Nueva Atlántida sobreviven o no el cataclismo.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar